Archivos de la categoría ‘Noticias’

La ciencia como parte de la vida

Publicado: junio 21, 2011 de Daniela Medina en Noticias

Por Ana Gutiérrez y Tatiana González

En entrevista exclusiva con el agregado cultural de la embajada de Holanda en México, Roberto Reyes, éste declaró que la ciencia es una herramienta muy importante para cualquier país, ya que facilita la vida y el entorno de los seres humanos y es un factor que beneficia a la sociedad.

Además  añadió diciendo que los avances tecnológicos han apoyado a investigaciones científicas muy importantes para proteger nuestro medio ambiente, nuestra fauna y los recursos  con los que  cuenta el país.

Razón por la cual también destacó la importancia de la educación científica en todos los niveles escolares, y afirmó que para Holanda es muy importante que la sociedad tenga un conocimiento exacto sobre la tecnología y los avances científicos orientados a proporcionar el bienestar de los ciudadanos.

Por último Roberto Reyes platicó un poco sobre los eventos científicos y tecnológicos en Holanda como el Rotterdam, y mencionó que la labor periodística es muy importante para la sociedad ya que no solo se encarga de difundir la información sino de analizar los hechos que ocurren en cada país.

Más huracanes en 2011

Publicado: junio 21, 2011 de Daniela Medina en Cambio climático, Noticias

Por Ana Gutiérrez

Conocidos como ciclones tropicales, el huracán es uno de los fenómenos meteorológicos más severos, se trata de sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica cuyos vientos rotan anti horariamente. Dependiendo de la velocidad del viento hay diferencias entre un fenómeno y otro, la depresión tropical agrupa nubosidad y lluvia pero las bandas espirales no están bien delimitadas, la tormenta tropical es un sistema atmosférico con una mejor estructura con bandas espiraladas convergentes hacia el centro del sistema.

Cuando ocurre un desastre de tal magnitud, la predicción meteorológica se convierte en mucho más que un servicio social es una cuestión de seguridad, mientras se pueda calcular la fuerza y magnitud del acontecimiento podrá existir mayor prevención, ya que en ocasiones la fuerza con la que arrasa todo es implacable.

Para suministrar y difundir avisos de fenómenos adversos contamos con la ayuda del Instituto Nacional de Meteorología (INM) que dispone de un modelo de área limitada que abarca todo el Atlántico Norte, Europa y Norte de África, y que se procesa en un ordenador cuatro veces al día», apunta el subdirector de predicción Jesús Patán Torres.

De esta forma han podido percatarse de los desastres naturales que han ocurrido en América. Es complejo predecir el fenómeno con un mes o más de antelación, sin embargo los estudios del instituto muestran que es posible prever el desastre con 10 días de antelación.

“Estudiando el ciclo característico de cada fenómeno adverso se pueden predecir en mayor o menor medida. Los huracanes se producen entre mayo-junio y octubre, no en invierno, por estar el agua del mar más fría” Señala el subdirector.

Por otra parte la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera de Estados Unidos NOAA también ha previsto los desastres que se pueden producir durante el año en curso señalando que la temporada comienza en Junio y termina el día 30 de Noviembre.

La previsión de este fenómeno, que tiene consecuencias globales como las fuertes inundaciones de Australia de comienzos de 2011, se origina desde la cultura maya ya que la palabra huracán, proviene del vocablo hurakan, nombre de un Dios creador quién según las creencias de dicha cultura esparció su aliento a través de las caóticas aguas del inicio formando por tal motivo la Tierra.

Sin embargo en contraparte de los mayas la destrucción que puede provocar un fenómeno así es demasiada, por lo cual es un tema delicado no solo por la dificultad que implica predecir un huracán sino por las consecuencias devastadoras que puede ocasionar en diversas partes como México delimitado por los océanos Pacífico y Atlántico.

El pasado Miércoles 25 de Mayo, Antonio Vivanco Casamadrid, director general de la Comisión Federal de Electricidad aseguró que el organismo público está listo para enfrentar cualquier eventualidad, esto durante una visita a Cancún, en el marco de la reunión previa para la verificación en caso de Contingencia de Huracanes.

El funcionario aseguró a grupo SIPSE que la Comisión se encargará de velar por la tranquilidad de los ciudadanos en Cancún, sin estar incluidas otras zonas de la República Mexicana que también tienen un perfil de riesgo.

La predicción de la NOAA para la temporada de 2011 consta en promedio de entre 12 y 18 tormentas tropicales, de las cuales entre 6 y 10 se convertirían en huracanes. Entre estos últimos podría haber entre 3 y 6 que llegarían a ser grandes huracanes, es decir huracanes de categoría 3 o superior.

La predicción de la temporada de huracanes de 2011 de la NOAA coincide con las previsiones que hacen la Universidad de Pennsylvania, que apunta a 16 tormentas, la Universidad de Carolina del Norte, que apuesta por entre 13 y 16 tormentas tropicales de las que entre 7 y 9 serían huracanes, y la Universidad de Colorado, que predice un total de 17 tormentas, de las cuales 9 serían huracanes y entre ellos habría 5 que superarían la categoría 3.

Puede que sea un año de bastante actividad con los pronósticos para este 2011por lo que la responsabilidad de las zonas en riesgo radica en la preparación que tengan si es que existe la posibilidad de aminorar los daños en zonas susceptibles como las Costas del Golfo, las islas del mar Caribe y las Costas Atlánticas de Estados Unidos.

Fuentes:

http://www.jmarcano.com/varios/desastre/huracan.html

www.eluniversal.com

TSUNAMI: LAZO PARA LA CRISIS NUCLEAR

Publicado: junio 17, 2011 de Fabiola Aguilar en Noticias

Fabiola Aguilar.

El pasado 11 de Marzo del 2011, en las televisoras mexicanas como Televisa y Tv Azteca, se informó del desastre natural que ocurrió en Japón. El terremoto ocurrió a las 14:46 horas en el país Asiático, y se registró el terremoto de 9 grados en la escala de Richter. Minutos después, en las redes sociales y vía Twitter, los usuarios se notaban conmocionados por la noticia, algunos de ellos esperaban una respuesta de alguna noticia de sus familiares que se encontraban en aquel país.

 

Mientras tanto, del otro lado del mundo, los japoneses se iban a los albergues para resguardarse; en las escuelas habían estudiantes atrapados por la inundación provocada por el Tsunami, fenómeno que destruyó casas, autos, personas y embarcaderos.

Los medios de comunicación japoneses informaban que no había problema con la planta nuclear de Fukushima pero si existía un mínimo riesgo de fuga de material radiactivo.

La gente se encontraba desesperada porque los trenes no estaban en servicio y habían sido detenidos por precaución, lo que obligaba a la gente a buscar albergues en escuelas parques y zonas recreativas. En la primera hora se habían registrado 250 muertes.

En la mayoría de las casas de la ciudad de Fukushima no tenían luz. Del lado de la costa, grandes proporciones de lodo provocaron derrumbes en la vía del Río Natori.

La cifra de defunciones iba subiendo, a las 14:00 hrs del 12 de Marzo, habían registrado alrededor de mil muertos, 672 personas desaparecidas, 900 heridos y 45 mil vecinos que vivían cerca de la planta nuclear desalojaron sus hogares.

 

El 13 de Marzo, Naoto Kan dio a conocer que los daños provocados por el desastre natural ascendía a los 10 mil millones de dólares.

Por tercer día consecutivo, los damnificados hacían uso de las redes sociales, algunas personas podían comunicarse con su familia, mientras que otros estaban tristes y desesperados porque no tenían conexión a internet o simplemente habían perdido sus equipos tecnológicos.

La incertidumbre de la vida o la muerte por el material radiactivo estaba en los rostros de los niños, jóvenes, hombres y mujeres, las lágrimas de tristeza se apoderaban de los lugares de Japón, acompañados de una lágrima, los ojos emitían una mirada perdida, sola y fúnebre.

El pueblo japonés estaba aterrorizado por la planta nuclear de Fukushima, los niveles de radiación eran intensos y podían dañar a la salud.

 

 

El 15 de Marzo, se observaban fotografías en donde debajo de grandes piezas de madera pintada de color rojo, los bomberos rescataron a una anciana de 70 años que sobrevivió 92 horas atrapada en los escombros de su casa. A pesar de su complexión delgada, los doctores la calificaron con buen estado de salud pero tuvo que ser trasladada al hospital para evaluación.

El 16 de Marzo, se dio a conocer la cifra de muertes que iba en aumento, la gente seguía comunicándose en las redes sociales, la gente estaba desesperada por obtener noticia de familiares; de un lado estaban las personas alegres de la aparición de sus seres queridos y del otro extremo, se encontraba la gente esperando que sus familiares no formaran parte de los tres mil 676 muertos.

 

 

La situación de la planta nuclear de Japón mantiene en alerta a México, en muchas partes de la República se escuchaba que la radiación sería muy fuerte que podía llegar a nuestro país. Algunas personas ya no querían salir de casa y sentían pánico al saber que materiales radiactivos pudieran provocar la muerte.

Tres días después, el primer ministro califica y describe que si se encuentran productos como leche y variables cerca del lugar radioactivo, era mejor desecharlos porque existía la posibilidad de que los alimentos tuvieran un alto nivel de contaminación.

Debido al daño que provocó el sismo en la planta nuclear de Fukushima, el nivel de radiactividad que se registró en el agua sobrepasó 10 millones de veces, cantidad que no se tenía contemplada.

Justo a las 22:10 horas del 22 de Marzo, se registraron dos terremotos en Fukushima, el primero con una escala de 6 y el segundo de 5.8. Las autoridades japonesas decidieron no alertar a la población con una alarma de Tsunami.

El 29 de Marzo, Japón se encontraba en alerta. Algunos trozos de plutonio fueron encontrados por trabajadores y complica el desarrollo del control de la planta nuclear.

Enmedio del agua, lodo y escombros, los soldados japoneses con ayuda del ejército estadounidense, continuaron con la búsqueda de fallecidos, de los cuales, solamente fue posible encontrar 30 cadáveres.

 

 

El Domingo 10 de Abril, usuarios de las redes sociales protestan en contra de la energía nuclear en Japón, esto con la finalidad de que estabilizaran la planta nuclear.

Lunes 11 de Abril, se registró un terremoto de 7.0 grados en la escala de Richter. La Agencia Metereológica Japonesa alertó que las olas podían tener una altura de un metro.

Jueves 14 de Abril.- Se busca trabajar en un plan para poner fin a la crisis nuclear de Japón mientras que los ganaderos utilizan la leche para regar ya que no saben si aún puede ser vendida.

Una isla destruida

Publicado: junio 16, 2011 de Daniela Medina en Noticias

Por Saraí Estudillo Arriaga

Esa tarde nadie imaginaba lo que ocurriría, las personas en Japón hacían sus actividades como cada día, los niños salían de la escuela, las amas de casa realizaban las compras en el supermercado, los oficinistas se fumaban un cigarrillo en la zona correspondiente, todo iba normal.

Fuera de Tokio los campesinos atendían las cosechas y algunas familias comían en sus hogares cuando todo comenzó a tambalearse, las personas salían en calma de los lugares donde se encontraban, pensando que sólo sería un temblor como los que ya en otras ocasiones habían percibido.

Eran las 2:46 cuando llegó la pesadilla, miles de ciudadanos Japoneses fueron sorprendidos por un terremoto que duró cuatro minutos aproximadamente

Nueve minutos después de la sacudida una ola de más de diez metros llegó a las ciudades de Fukushima y Miyagi donde automóviles, cosechas, casas, edificios y barcos eran arrastrados por la inmensa ola que arrasaba con todo lo que se le atravesara.

El epicentro fue de 9.0 grados en la escala de Richter, unos minutos después cuando este llegó a la isla Japonesa disminuyo en 0.5 grados, según los sismólogos, se trata de uno de los terremotos más fuertes registrados en los últimos 140 años en Japón.

Ya son trece mil desaparecidos, y nueve mil  personas que perdieron la vida, en ese momento la planta nuclear de Fukushima tenía en pánico a los ciudadanos Japoneses, porque los reactores seguían sobrecalentados y el material nuclear aún estaba esparcido en algunas zonas, las personas que se encontraban en los refugios comenzaron a formar parte de los equipos de búsqueda, debido a que ellos mismos querían encontrar a sus familiares. Los cuerpos de rescate de otros países se retiran una semana después del terremoto y tsunami que dejó a una isla y a miles de personas destrozadas.

Fukushima ya es como Chernóbil

Publicado: junio 16, 2011 de Daniela Medina en Noticias

Por Ana Gutiérrez

¿Será cierto?

El pasado viernes 11 de marzo, algunas plantas nucleares situadas al noreste de Japón resultaron  dañadas, lo anterior debido a un fuerte terremoto seguido de un tsunami que azotó a la población causando graves daños en las costas de Fukushima que se encuentra a unos 250 kilómetros al norte de Tokio.

La tensión no solo de los habitantes de esta región sino del mundo ante una amenaza de contaminación y el temor del desastre que ha dejado a su paso más de 10 mil muertos y 17 mil 500 desaparecidos, va incrementándose conforme pasa el tiempo, y tenemos más noticias que intenta explicar lo sucedido, desde que ocurrió el temblor de 9 grados Richter.

Mucho se ha especulado sobre los riesgos de contaminación radiactiva, sin embargo poco se ha podido hacer, y también poco se ha  entendido sobre las consecuencias de la catástrofe.

¿Qué está ocurriendo?

Más de 100 trabajadores que permanecen en la central, intentan reiniciar las bombas de refrigeración de los reactores 1, 2, 3, y 4 que son los más dañados. En consecuencia peligrosos en especial 3 que contienen plutonio. El desafío inmediato es bombear el agua que contiene sustancia radiactiva que ha inundado los sótanos de los números 1, 2 y 3 que a su vez están obstaculizando el restablecimiento de la electricidad permitiendo a los trabajadores encender las bombas de refrigeración y así lograr enfriar los reactores y las piscinas de plutonio.

¿Cuáles son las causas?

Según información de la operadora del reactor, la Tokio Electric Power Co. (TEPCO) al ocurrir el terremoto se tuvo un corte de corriente, que afectó a los circuitos de enfriamiento de los reactores 1 a 3. Los generadores diesel de emergencia dejaron de operar después de una hora, por lo que tuvieron que ser reemplazados por plantas portátiles que fueron enviadas durante las siguientes nueve horas. Como consecuencia se redujo el nivel del refrigerante en los núcleos de los reactores 1 y 2, mientras el nivel en éste último es fluctuante, el uno no se ha recuperado.

Sin embargo la situación no mejora, los ingenieros japoneses luchan por contrarrestar la amenaza, y hacer menores los daños, TEPCO ha sido fuertemente criticada por imprecisiones y las forma en que ha manejado la crisis. Los indicios sugieren que la radioactividad podría ser peor de lo que se pensaba en un principio.

La agencia de seguridad nuclear de Japón informo el sábado pasado que se ha detectado una concentración de yodo radiactivo mil 250 veces superior al límite legal en aguas marinas cercanas a la planta nuclear de Fukushima.

Según un informe difundido el viernes por Greenpeace en Alemania, el accidente en Fukushima ya liberó una cantidad tal de radiactividad que debería ser clasificado como nivel 7 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) el mismo de Chernobil.

Tras la creciente preocupación internacional sobre la energía nuclear generada por el accidente en el noreste de Japón, el secretario general de las naciones Unidas, Ban Ki- Moon, dijo que era momento de garantizar un régimen de seguridad atómica mundial.

¿Por qué tiembla tanto en Japón?

Japón es uno de los países con más zonas sísmicas activas, para muestra basta señalar que aproximadamente el 20% del total de los terremotos del mundo mayores a seis grados Richter ocurren en su territorio esto se debe a que la isla se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego en el Pacífico, una zona de gran actividad volcánica y sísmica, abarca las costas de Chile, Perú, Ecuador, Colombia, todos los países de Centroamérica, México, Estados Unidos y Canadá. Baja por las costas de Rusia, China, Japón, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Australia y Nueva Zelanda.

El cinturón de fuego concentra algunas de las zonas de subducción más importantes del planeta. Esto significa que las placas oceánicas se mueven por encima de las placas continentales, se empujan unas contra otras y este fenómeno acumula una enorme tensión que después se libera en forma de temblor.

Los estudios geológicos permiten hacer pronósticos de futuros movimientos telúricos, y las zonas donde se pueden registrar, sin embargo no se puede prever ni su intensidad, ni en el momento en que ocurrirán.

Japón tiene actualmente 54 reactores nucleares en operación los cuales proporcionan el 29% de la energía eléctrica del país, en la zona afectada por el terremoto hay 28 reactores en 8 plantas nucleares.

Fuentes:

-El Universal

-Primero noticias

E. Coli un mal que vive con nosotros

Publicado: junio 16, 2011 de jely21 en Medicina, Noticias

Por: Daniel Cárdenas y Jessica Santiago

Un cable de la agencia EFE reportó que Científicos de Tailandia encontraron la bacteria Ecoli en aguacates importados de España. Actualmente se encuentran haciendo pruebas más amplias para determinar si pertenece a la cepa que ha causado más de dos decenas de muertes en Europa. La bacteria fue detectada el pasado lunes donde los científicos tomaron varios aguacates al azar en el aeropuerto de Suvarnabhumi de Bangkok, los cuales dieron positivo para la bacteria, informó el ministro de Salud, Jurin Laksanawisit.

La bacteria Ecoli según los expertos es el peor brote que ha tenido Alemania y otras regiones de Europa, ya que ha causado la muerte de los habitantes de estas regiones. Los médicos de estos países han puesto en marcha campañas en donde recitan un fármaco llamado Eculizumab el cual la revista Forbes lo nombra el medicamente más caro del mundo.

E.coli se produce de forma intermitente, sus víctimas màs frecuentes son los niños, adolecentes y mujeres adultas.  Esta bacteria se aloja de manera natural en el intestino delgado de vacas, ovejas, cabras y algunos animales salvajos y de ahí se traslada a la leche o carne de esos animales. Pero ademàs esta bacteria es parte de la flora intestinal natural del ser humano. Lo que pasa es que cuando le llegan cepas nuevas al organismo, o estan bajas las defensas se puede hacer infecciosa.

Otra forma de transportarse es en el abono que se utiliza en las plantaciones de verduras y frutas o tambiénen aguas negras, como las que se usan en el valle del Mezquital, en Hidalgo y que abastece de verduras a la ciudad de México. Para los animales esta bacteria es inofensiva pero para el ser humano puede llegar a ser mortal.

Precausiones:

  • Los doctores recomiendan a la población lo siguiente:
  • Limpiar y desinfectar las frutas y verduras.
  • Lavarse las manos después de ir al baño y antes de tocar los alimentos
  • Limpiar y desinfectar bien los utensilios de cocina

Fukushima: El Chernóbil de nuestros tiempos

Publicado: junio 14, 2011 de ciudadcapitaldf en Columnas de opinión, Noticias

Daniela Medina

En nuestro país ya pasaba de la media noche del viernes 11 de marzo cuando twitter se volvió loco con información de un  terremoto de 8.9 grados que sacudió Japón a las 2.46 de la tarde, cuyo epicentro  se ubicó en el mar, frente a la costa de Honshu, 130 km al este de Sendai y provocó un tsunami en esta ciudad, ubicada en la costa noreste del país; periódicos, agencias de noticias y población en general mostraban apoyo y pedían orar por los afectados.  Tal como las revoluciones en Medio Oriente, las imágenes de  las olas de más de diez metros destruyendo edificios y provocando incendios se transmitieron en vivo por internet y televisión. 

Horas más tarde, las plantas nucleares Fukushima I y II sufrieron un paro en los generadores de diesel, lo que causó que la presión subiera dentro de uno de los contenedores. Al día siguiente este generador explotó por el vapor de agua liberado debido a las altas temperaturas, éste se separó en oxígeno e hidrógeno, el último altamente inflamable, volando el edificio de contención que rodea el reactor. Por este hecho aumentó la radiación mil veces por encima de lo normal y el gobierno japonés declaró en estado de emergencia ambas plantas, evacuando a más de 45 mil personas a 20 kilómetros de la ciudad.

A dos días del terremoto, las autoridades clasificaron el desastre como de nivel 4 -accidente con consecuencias locales- de acuerdo a la escala INES (International Nuclear Radiological Event Scale), y encontraron en la estación nuclear los isótopos “Cesio-137” y “yodo-131”, el cual puede causar cáncer en caso de ser absorbido por el cuerpo; las medidas tomadas, fueron dar a la población pastillas de yodo que llenarían los organismos de la cantidad suficiente de este elemento, sin dejar entrar el agente nuclear, así como bombear agua de mar en el recipiente de presión para enfriarlo.

El 14 de marzo ocurre una nueva explosión en el reactor número 2 lleno de uranio al igual que el primero, el cual, de acuerdo con información de la Agencia de Seguridad Nuclear, reventó parte del contenedor primario del núcleo ocasionando fuga de material radioactivo, tras esto, un incendio en la unidad 4 y un nuevo temblor de 6.3 grados, el nivel INES sube a 6 – accidente importante-.

El resto del mundo se mantuvo al pendiente de esta tragedia, algunos temerosos por los mitos alrededor de la energía nuclear comienzan a tomar medidas pues para el 17 de marzo se registran partículas radioactivas en la costa de Los Angeles, en cantidades inofensivas. Para esta fecha, además se contabilizan 7 mil muertos a causa del tsunami y se llega al número 5 en la escala de nivel de gravedad.

Tras detectarse niveles de radioactividad elevados en alimentos, como la leche, producidos cerca de Fukushima, el Ministerio de Sanidad decretó un cese en sus ventas, al igual que en las del agua potable de la capital del país nipón.

Para inicios del mes siguiente, el 5 de abril,  Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de la central de energía, comenzó a lanzar hacia el mar agua radiactiva proveniente de los sótanos de los reactores 5 y 6, los únicos estables. Se planeaban desalojar 11 mil 500 toneladas de esta agua, para así facilitar las tareas de sus empleados, ésta excedía 100 veces el límite de yodo-131, sin embargo, era considerablemente más bajo que el agua que inundaba otras partes de la central. Al día siguiente, se logró reparar la grieta del reactor 2 que provocaba la fuga de líquido radioactivo, responsable del sobrepaso en 7 millones de veces del nivel mínimo establecido.

Tras estas buenas noticias, el día 8, la “calma” se interrumpió con un temblor más, éste de 7.4 grados Richter, el cual causó dos muertos y al menos 132 heridos, de acuerdo a los medios locales.

Posteriormente, el 12 de abril, el gobierno japonés elevó a nivel máximo en la escala INES este incidente, equiparándose con el grado 7 que igualmente tuvo el desastre ocurrido en Chernóbil en 1986, cabe aclarar que tal categoría no se refiere a la situación actual, sino a una reevaluación de la severidad inicial de la crisis y por la cual se ordenó establecer nuevas medidas de seguridad y expansión de las zonas evacuadas.

En las últimas horas, ha sido posible buscar cadáveres en un radio menor alrededor de la planta nuclear, gracias a la disminución en los niveles de radiación. Además que la TEPCO acordó indemnizar con un millón de yenes a la población evacuada por este accidente.

Poco duró de Trending Topic el “#prayforjapan” y ahora son incidentales las noticias al respecto, sin embargo estas catástrofes -la natural y la nuclear- quedarán en la mente de quienes lo vivieron directa o indirectamente, y sólo con el tiempo podrán restablecerse las actividades  económicas y cotidianas, pero también con el pasar de los años  veremos las consecuencias que traerá, no sólo ambientales, sino en la población.