Archivos de la categoría ‘Ecología y medio ambiente’

Nueva página del Instituto de Ecología, UNAM

Publicado: noviembre 18, 2011 de Clementina Equihua Z. en Anuncios, Ecología y medio ambiente

El instituto de Ecología de la UNAM estrena página de internet. Este es un trabajo propuesto por los estudiantes de la EPCS Elizabeth Duarte S. y Andrés Rivera G. La página incluye un panel central en donde se abre espacio para hablar sobre la investigación que se desarrolla en el instituto y uno lateral, en donde se pueden incorporar notas tomadas de otros medios. Visítala y danos tu opinión: http://web.ecologia.unam.mx/

Experiencia botánica en CU

Publicado: junio 16, 2011 de Mano de Gato en Columnas de opinión, Ecología y medio ambiente

por: Ariana Santillán

El Jardín Botánico de la UNAM fue creado en 1958 cuando el Instituto de Biología (IB) se mudó de la Casa del Lago en Chapultepec a Ciudad Universitaria.

Formalmente el proyecto inició el 1 de enero de 1959 con el apoyo del ilustre botánico hispano-mexicano el Dr. Faustino Miranda y su colega el Dr. Manuel Ruiz quienes se dieron a la tarea de desarrollar las primeras colecciones de plantas vivas que formarían parte del Jardín Botánico.

Desde su fundación el Jardín Botánico fue creado con el objetivo de conservar y fomentar la investigación botánica pues los estudiosos complementan su trabajo de campo con la observación periódica de la colección de plantas vivas.

Otro objetivo importante es la colaboración en la enseñanza y la divulgación botánica mediante acciones como visitas guiadas, cursos, ciclos de conferencias y talleres.

Visita guiada por el Jardín Botánico Exterior

 

Desde el inicio el recorrido llama la atención de los visitantes con el estanque de truchas y tortugas que se dejan ver tomando el sol sobre las piedras.

El Jardín Botánico del IB-UNAM está formado por dos áreas:

El invernadero Faustino Miranda que alberga una colección de plantas tropicales y el Jardín Botánico Exterior que cuenta con 15 colecciones: siete taxonómicas (clasificación de organismos) [CEZ1] (crasuláceas, agaváceas, cactáceas, opuntias, orquidáceas, entre otras) y ocho temáticas (plantas medicinales, ornamentales, acuáticas, atrayentes de insectos,  o jardín botánico dedicado a árboles vivos para su estudio. etc.).

La zona árida del Jardín Botánico lleva por nombre Sección del Jardín del Desierto Helia Bravo, una de las fundadoras del espacio natural e investigadora en el campo de la Cactología.

En la sección de agaváceas se encuentran especies del género del agave, conocidos popularmente como magueyes, plantas trascendentes desde la época prehispánica y que en la actualidad se sigue usando para obtener el aguamiel que fermentado se transforma en pulque. Además del maguey azul o Agave tequilana, se obtiene el tequila que es reconocido en todo el mundo.

Una de las cosas que más llama la atención es que el Jardín Botánico fue construido sobre la lava que expulsó el Volcan Xitle en épocas prehispánicas aproximadamente 200 años a. C.

El interés primordial del Jardín Botánico es realizar acciones concretas para la conservación de los recursos vegetales, detectando y evaluando la situación de especies endémicas, raras o en peligro de extinción, investigando sus  necesidades de cultivo y de propagación con objeto de mantener las colecciones y difundiendo los conocimientos sobre dichos recursos.

Sin duda el Jardín Botánico es un espacio para relajarse y caminar, recomendado para escapar de la caótica ciudad y aprender sobre la amplia gama taxonómica que existe en nuestro país.

Fuentes:

http://www.ibiologia.unam.mx/jardin

La vida desde otra perspectiva

Publicado: junio 16, 2011 de ciudadcapitaldf en Ecología y medio ambiente


Daniela Medina Villa

 

 

“Life” es un documental realizado por la BBC (British Broadcasting Corporation) junto con el doctor en zoología Mike Gunton, tras cerca de cuatro años de grabación alrededor de todo el mundo, y tiene el objetivo de mostrarnos la vida de animales y plantas por medio de técnicas avanzadas de cinematografía.

130 son las especies que muestran su comportamiento tanto en situaciones cotidianas como en ocasiones extremas, entre mamíferos, reptiles, peces, aves e insectos, el filme nos enseña que a veces los animales se comportan de manera más civilizada que el hombre.

Digo esto por claros ejemplos como el de la rana catesbeiana de África, quien tras obtener las condiciones propicias para dar a luz, entrega a sus crías – que son del tamaño de una uña- a su pareja, quien las lleva, una a una hasta el otro extremo de donde nacieron para que estén seguras de los posibles depredadores y puedan terminar su desarrollo de renacuajos a sapos.

Otro ejemplo, son las hormigas cortadoras de hojas, quienes colaborando en equipo pueden abastecerse del alimento suficiente para soportar las temporadas difíciles, así mismo, éstas son capaces de cargar hasta cinco veces su peso.

Otras situaciones que nos muestra este documental es lo desarrolladas que se encuentran ciertas especies, unos, que como sabemos son el pariente más cercano del hombre, son los primates, aquí podemos ver a los monos capuchinos que construyen sus propias herramientas para la supervivencia, así como la capacidad para comunicarse que poseen.

La adaptabilidad es otra facultad que el filme nos enseña, comprobamos que aunque sus condiciones genéticas no siempre son las ideales para las circunstancias físicas en las que viven, bajo presión extrema, la fauna es capaz de adecuarse a los retos impuestos.

Este es el caso de ciertas aves que con el fin de reproducirse pueden, literalmente, caminar sobre el agua, o más bien correr por la velocidad que alcanzan. O también cuando los hipopótamos salen del agua echando un gran salto pese a su enorme masa.

Esto y muchas cosas más se pueden disfrutar, siendo no sólo testigo de la evolución y comportamiento de los animales, sino de paisajes naturales que difícilmente se podrán ver en una vida.

 

 

 

 

 

Por: Fabiola Aguilar

Rocas volcánicas, el calor y la humedad, son las  características que pertenecen al Jardín Botánico de Ciudad Universitaria, mismo lugar en donde los recorridos mantienen una extensa gama de especies cactáceas y agaváceas que son provenientes de diversos estados de la República Mexicana.

El principal objetivo del Jardín Botánico, es difundir el conocimiento de la diversidad de especies vegetales que se ubican en desiertos y zonas templadas de México. También muestra el mantenimiento para la conservación de  a flora de los diferentes tipos de cactos y agaves.

En el lugar podemos observar diversos tamaños y formas de cactus, así mismo, se puede destacar la función que tienen las espinas, las cuales sirven como defensa en contra del ataque de animales y el tejido grueso que cubre sus hojas y tallos, previenen la desecación de los vegetales.

Algunas especies de los grupos de cactos que podemos encontrar en la zona árida del Jardín Botánico, son el Ferocactus pilosus, cacto originario de las zonas desérticas del sur de Nuevo León que también habita en zonas de Durango, Coahuila, San Luís Potosí, Zacatecas y Tamaulipas.

Al igual que el Ferocactus, el Neobuxbaumia tetetzo es otro tipo de vegetal que es considerado como uno de los más grandes y que llega a medir hasta 15 metros de altura y 70 cm de diámetro. Vive en el sur del Estado de Puebla y en Oaxaca.

Mientras tanto, en otra parte del jardín podemos encontrar diversos tipos de algunos grupos de los agaváceos, entre los que se encuentra el Agave filifera, vegetal que se puede localizar en desiertos o regiones áridas del desierto de Sonora y Chihuahua y se caracteriza por la resistencia ante la sequía. Contiene pequeños filamentos que provienen de sus hojas los cuales podrían servir de protección contra la herbivoría.

Por otro lado, dentro de la zona templada del recinto, se demuestra la abundancia de árboles, por ejemplo, uno de los más llamativos es el Taxodium mucronatum o mejor conocido como el Ahuehuete, que se distingue por su diámetro que alcanza un ancho de 2 a 14 metros y sobre pasa los 25 metros de altura. Crecen en lugares en donde abunda el agua y se ubica en el Distrito Federal y en asociado a sitios húmedos en regiones de Puebla, Oaxaca, Guanajuato, Michoacán, Hidalgo y Morelos. Es el árbol nacional de México y está muy ligado a la historia de nuestro país. El árbol de la noche triste bajo el cual lloró Hernán Cortés, es un ahuehuete.

Para contribuir a la conservación cultural y botánica en México, el Jardín Botánico contiene colecciones de plantas medicinales, reserva ecológica, invernaderos, zonas áridas y templadas que juntos conforman un grupo para dar a conocer los distintos grupos de flora que existe en nuestro país.

Es una maravilla y vale la pena visitar este lugar porque contiene una extensa gama de plantas que son importantes en Mèxico y que además, se ha trabajado con esmero para preservar la cultura del país en un solo lugar.

Caníbales ambientales

Publicado: mayo 23, 2011 de Daniela Medina en Curiosidades de ciencia, Ecología y medio ambiente

Por: Daniela Medina   8º

 

El efecto mariposa dice que cualquier perturbación en las condiciones de algún sitio o evento, por  mínima que sea, puede tener, por un proceso de amplificación, un efecto considerablemente mayor a lo inicial.

Un caso cercano a nosotros es cuando miles de turistas parten de su lugar de origen hacia otro en diferentes circunstancias ambientales; en el nuevo sitio, los visitantes adquieren cualquier cantidad de souvenirs, desde llaveritos, playeras, tazas, y en casos especiales, incluso sin darse cuenta, se llevan especies animales o vegetales, lo que representa un problema para los ecosistemas a donde llegan dichos recuerdos.

Amenaza incidental

 

Debido muchas veces a la ignorancia o al descuido, especies exóticas o no nativas son introducidas a territorios donde no son bienvenidas. Ahí, éstas se comportan de manera impredecible y afectan a los organismos nativos, pues pueden portarse como depredadores más agresivos (o las especies nativas no saben cómo defenderse de ellos), compiten por los recursos, y en ocasiones, se reproducen desmedidamente.

 

Este hecho tiene repercusiones ecológicas, pues pueden desequilibrar los ecosistemas, exterminar a otros organismos, e incluso causar enfermedades que afectan al humano.

Aparte del daño a la naturaleza, la actividad económica se ve afectada en los ámbitos de la agricultura, pesca e incluso en el área turística.

Prevención

A nivel nacional, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), creó el Sistema de Información sobre Especies Invasoras (SIEI), cuyo objeto es investigar este tipo de organismos para identificarlas y localizar los sitios que representan un riesgo para la biota del país, y así poder tomar medidas al respecto.

Además, México es partícipe del Plan Estratégico Norteamericano de Cooperación en la Conservación de la Biodiversidad de la CCA (Comisión para la Cooperación Ambiental), que paralelamente con el tratado de Libre Comercio, colabora con Estados Unidos y Canadá para combatir este problema.

Sin embargo, éste es sólo el principio, se debe de educar tanto al personal que se encuentra en los controles aeroportuarios y zonas fronterizas o de transporte, como a los viajantes para tomar consciencia del daño causado por, el que parecería, inofensivo souvenir.

 Por: Daniela Medina

El Jardín Botánico de la Universidad Autónoma de México, se encuentra en Ciudad Universitaria, dentro de una zona de roca volcánica, la cual alberga entre sus pedregales, diversas familias vegetales.

En primer lugar, y en el área más extensa, se encuentran las especies propias del desierto mexicano, entre ellas las cactáceas y las agaváceas. Pudimos observar que dentro de ambas familias, hay una gran cantidad de variantes, algunas con espinas más visibles que otras, las cuales sirven para defenderse de los depredadores y a la vez los hace menos atractivos para ellos.

Posteriormente, visitamos el invernadero, donde el clima era fresco y a la vez húmedo, se sentía un ambiente más selvático, con plantas tropicales, y agua.
Rumbo a éste, el entorno a la intemperie era más bien boscoso, con árboles grandes y pastizales, además ahí se ubica un estanque con la única fauna del lugar – aparte de las aves- donde hay tortugas, ranas y peces conviviendo en armonía.

Durante nuestra visita, la tercer zona perteneciente a las plantas medicinales se encontraba cerrada, por lo que la experiencia se redujo.

Cómo llegar

El objetivo de este lugar, y en general de los jardines botánicos, es preservar y estudiar especies nativas, algunos en peligro de extinción, y desde luego, mostrarlas a los visitantes para ofrecerles un conocimiento.

Experiencia botánica en CU

Publicado: mayo 2, 2011 de universoaldescubierto en Columnas de opinión, Ecología y medio ambiente

Por: Ariana Santillán P.


El Jardín Botánico dela UNAM fue creado en 1958 cuando el Instituto de Biología (IB) se mudó dela Casadel Lago en Chapultepec a Ciudad Universitaria.

Formalmente el proyecto inició el 1 de enero de 1959 con el apoyo del ilustre botánico hispano-mexicano,, Dr. Faustino Miranda y su colega el Dr. Manuel Ruiz, quienes se dieron a la tarea de desarrollar las primeras colecciones de plantas vivas que formarían parte del Jardín Botánico.

Desde su fundación el Jardín Botánico fue creado con el objetivo de conservar y fomentar la investigación botánica pues los estudiosos complementan su trabajo de campo con la observación periódica de la colección de plantas vivas.

Otro objetivo importante es la colaboración en la enseñanza y la divulgación botánica mediante acciones como visitas guiadas, cursos, ciclos de conferencias y talleres.

Visita guiada por el Jardín Botánico Exterior

 Desde el inicio el recorrido llama la atención de los visitantes con el estanque de truchas y tortugas que se dejan ver tomando el sol sobre las piedras.

El Jardín Botánico del IB-UNAM está formado por dos áreas:

El invernadero Faustino Miranda que alberga una colección de plantas tropicales y el Jardín Botánico Exterior que cuenta con 15 colecciones: 7 taxonómicas (clasificación de organismos)  (crasuláceas, agaváceas, cactáceas, opuntias, orquidáceas, entre otras) y 8 temáticas (plantas medicinales, ornamentales, acuáticas, atrayentes de insectos,  o jardín botánico dedicado a árboles vivos para su estudio. etc.).

La zona árida del Jardín Botánico lleva por nombre Sección del Jardín del Desierto Helia Bravo, una de las fundadoras del espacio natural e investigadora en el campo dela Cactología.

En la sección de agaváceas se encuentran especies del género del agave, conocidos popularmente como magueyes, plantas trascendentes desde la época prehispánica y que en la actualidad se sigue usando para obtener el aguamiel que fermentado se transforma en pulque. Además del maguey azul o Agave tequilana, se obtiene el tequila que es reconocido en todo el mundo.

Una de las cosas que más llama la atención es que el Jardín Botánico fue construido sobre la lava que expulsó el Volcan Xitle en épocas prehispánicas aproximadamente 200 años a. C.

El interés primordial del Jardín Botánico es realizar acciones concretas para la conservación de los recursos vegetales, detectando y evaluando la situación de especies endémicas, raras o en peligro de extinción, investigando sus  necesidades de cultivo y de propagación con objeto de mantener las colecciones y difundiendo los conocimientos sobre dichos recursos.

Sin duda el Jardín Botánico es un espacio para relajarse y caminar, recomendado para escapar de la caótica ciudad y aprender sobre la amplia gama taxonómica que existe en nuestro país.